Variedad del Mundo

 

Es una exposición que involucra distintos trabajos relacionados con el trabajo del Bosco.

Después de la instalación realizada en la Fundación Taller Bogotá, en Casa Iregui, donde transformó la casa republicana sucesivamente con pinturas metales objetos, para finalmente intervenirla con un grupo de estudiantes de la escuela Taller en homenaje a la Catedral de las Miserias Eróticas de Kurt Schwitters, perpetúa ésta vena alquimista de reciclaje y sublimaciónen un poco de basura (merz), un poco de fetiches, de objetos encontrados, y otras pinturas cargadas de signos y frases así como vidrios alusivos a la piedra de la locura, escenas de éxtasis en rosa, paisajes cuyos colores recuerdan el fuego y el verde del paraíso del Jardín de las Delicias y estacas que ya no son solo soporte de frases goyescas sino también de pedazos de telas, metales y sellos a manera de monolitos, totems macumbas. Los lienzos son distintos unos a otros, incluso en la técnica misma. Mientras que los óleos de "Mundo y Jardín" y "El Paisaje"  están hechos en transparencias donde en su gran parte deja que el lienzo fresco se impregne del color sin mayores capas encima pero puesto como si fuera parte de un gesto o ritual, el otro "Jardín y Limbo" es más un encuentro a lo Allan Davie, de estructuras simbólicas, colores estridentes, bastones y palabras que entran más en ese mundo abigarrado y delirante de los cuadros del Bosco de una manera abstracta. Los paneles pintados de manera plana y recortados en formas, conforman un inicio de lo que serán sus ensamblajes y a su vez son la consecuencia de la instalación de la Catedral de las Miserias Eróticas donde la frontera entre pintura, arquitectura, escultura se borra. Cada exposición es una expansión de materiales a la vez un reciclaje de sus temas obsesiones por la hermética, el misterio del mundo y el éxtasis.

En ésta oportunidad, lo lleva a involucrar la realidad aumentada, los videos y en general, una serie de impresiones que hablan más de la riqueza del mundo, sus infinitas posibilidades, por encima de la lógica causa efecto sin más ánimo que alimentar la perplejidad en la vida misma. Y ésto, Luna no se cansa de repetir, pues implica cada vez una renovación misma en el reciclaje infinito y en el despliegue de sus temas.

La exposición incluye ensamblajes un poco lúdicos algo herméticos de soportes de pino que ensamblados con otros objetos como en el caso de Jardín de las Delicias los remata con un cuenco de madera y una piedra de cuarzo aludiendo quizás al proceso mismo de refinamiento. Se encuentra un sello con que grabó muchos de sus lienzos. En este caso el anagrama medieval fragmentado de MICHAEL le sirve de remate sobre una lámina de bronce al Jardín de las Delicias, parado sobre el listón de RUEGA POR ELLA, como quien encuentra la salvación en el arcángel.

La impresión digital sobre cristal, a manera de díptico como parte de un altar reproduce el conocido cuadro del BOSCO la Extirpación de la Piedra de la Locura.

Para Luna este tema ha sido una obsesión desde antes de su formación artística, como estudiante de medicina.

En ella está representada la escena en medio de un gran colorido y yuxtapuesta con el cuadro realizado en 2009 llamado La Conquista que representa a su vez la sobreposición de representaciones de Bry como telón a una manola y una alcahueta goyesca. Goya, por su lado ha estado relacionado con mundos síquicos no lejos de la locura misma.

Sus obras que incluyen algunas de las expuestas con la exposición dedicada a Merz, incluyen Realidad Aumentada.

Hay que bajar una aplicación (gratuita), en App Store llamada lunam o en Android la misma pero con comillas (“lunam”), después con ésta aplicación en la pantalla del celular o del Ipad , se enfoca el cuadro o la imagen siguiendo las instrucciones y se despliega un video de 18 segundos, donde combina poemas lorquianos, dibujos y escenas cotidianas en medio de una música mezclada por él mismo.

La exposción recrea algo del barroco, la complejidad del mundo, y el exceso de los Jardines de las Delicias, en un lenguaje informalista, pagano, seducido por la belleza misma.

 
Todos los derechos reservados - Luis Luna Matiz